Ideas para construir mejores equipos software

El sábado pasado fui a la Jornada de Coaching, Inteligencia Emocional y PNL que se celebró en Valladolid. Aprendí un montón y salí con muchísimas ganas de seguir profundizando en estos temas.
En general, me encantó todo, la experiencia, la gente. Pero en una de las ponencias, se habló de algo que me pareció muy muy curioso: el eneagrama.
El eneagrama (más abajo te dejo una imagen) es una herramienta, que estudia qué tipos de personalidades existen (eneatipos), y de qué forma se suelen relacionar entre sí.
eneagrama
Esta herramienta también habla de que podemos fluctuar entre una personalidad u otra, de ahí las rayas que interconectan a los eneatipos.
En una situación estresante o desfavorable, la persona puede mostrar una desintegración, un «retroceso» de su actitud y temperamento básico hacia otro eneatipo bien definido.
Igualmente, el trabajo personal, la disciplina y el crecimiento personal llevan a cada individuo a superar algunas de sus limitaciones, produciendo una integración o «avance» de su actitud hacia otro tipo bien definido.
El eneagrama se aplica en coaching, en recursos humanos, resolución de conflictos, construcción de equipos etc., y empresas como Adobe, eBay, HP lo utilizan o lo han utilizado.
Además de ser una forma de entenderte a ti mismo y a los demás, me llamó mucho la atención ver cómo poder aplicarlo al mundo de los equipos software.
Saber cómo detectar qué tipos de personalidades puede haber en un equipo. O incluso: ¿qué personalidad, qué cualidades serían las adecuadas para un tester? ¿y para un jefe de proyecto? ¿o para un desarrollador?
Poder entender a tu equipo para ayudarles a sacar el máximo partido de sí mismos, y saber cómo motivarles.
Sé que no es tan sencillo, y es imposible “etiquetar” a las personas bajo ciertos rasgos, pero profundizar y aplicar temas de psicología en los equipos software me llama muchísimo la atención.
Sí que creo que entender cómo somos y cómo son los demás, ayuda a empatizar con la gente, a mejorar las relaciones, a tener equipos más equilibrados y compenetrados y solucionar conflictos.
Y me parece interesante tomar ideas del eneagrama.
Según él, existen 9 tipos de personalidades o de formas de ver el mundo:
1 – El reformador/perfeccionista: Busca hacer todo lo mejor posible, y le inquieta mucho cometer errores. Muchas veces ese perfeccionismo le lleva a hacer las cosas muy bien, pero más despacio que el resto.
2 – El ayudador: Ayuda muchísimo a la gente, incluso por encima de sus propios intereses. En el fondo temen no sentirse valorados y que la gente no les necesite.
3 – El triunfador: Busca el éxito, y para ello una buena imagen le resulta imprescindible. El trabajo es su interés principal. Teme el fracaso.
4 – El individualista/artista: Desea lo inalcanzable, lo difícil de conseguir y evita lo ordinario. Es muy creativo, crea cosas nuevas, pero a la vez es muy sensible, melancólico y con cambios bruscos en su estado de ánimo.
5 – El investigador/observador: Se basa mucho en la inteligencia, es objetivo, autosuficiente y suele convertirse en experto en algún campo. Suele ser más reservado y necesita su espacio.
6 – El leal: Tiene una gran afinidad a las normas, las reglas y a la moral, por lo que es muy fiel, leal, y buen compañero y amigo. Pero también puede estar cargados de miedo e imaginarse los peores escenarios.
7 – El entusiasta: Está lleno de alegría y energía. Es el alma de la fiesta, el que siempre anima a la gente. También suele aburrirse con facilidad.
8 – El desafiador: Son líderes natos, llenos de autoconfianza, muy fuertes y luchadores. Se guían por el sentido de la justicia.
9 – El pacificador: Son personas mediadoras, que huyen del conflicto. A veces les cuesta dar su opinión o expresar sus necesidades por ese miedo al conflicto. Son muy tranquilos y calman los extremismos.
Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos comportado como un tipo o como otro, pero según el eneagrama, en nosotros suele predominar uno de esos tipos.
Volviendo al caso de aplicar el eneagrama en los equipos software…
Creo que por ejemplo, a lo mejor no sería adecuado que alguien del tipo 8 (desafiador) se encargue de tomar los requisitos del cliente, porque puede que tienda más a lo que él cree que el cliente necesita que a intentar saber lo que verdaderamente quiere.
O si un investigador es un jefe de proyecto, puede que el equipo no vaya bien, por falta de liderazgo.
Son temas que no domino mucho, pero que si me gustaría profundizar en un futuro cercano 🙂
¿Tú qué opinas? ¿Crees que el eneagrama u otra herramienta de este tipo es o podría ser útil para gestionar equipos? ¿Utilizas alguna técnica similar?

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Ideas para construir mejores equipos software”

  1. Sólo una nota: el coaching, la inteligencia emocional (según la usan ellos) y el PNL son pseudociencias, así que tened cuidado con estas cosas, no vaya a ser que lo único que quieran sea sacarnos el dinero.

  2. 10.El currante solitario: emplea la mayor parte de su tiempo y energía en finalizar las tareas autoasignadas sacrificando cualquier metodología que retrase la obtención de un resultado aceptable.

  3. Llevo aplicándo el modelo propuesto por el enegrama no sólo en la elaboración de equipos, también en el diagnóstico de la cultura corporativa, que suele venir derivada del eneatipo del CEO «de facto». Acaba afectando a todo el ciclo de desarrollo que es llevado a cabo por personas. Eso incluye el desarrollo y el testing. A modo de «broma» decir que los tipo 1 normalmente «prefiere» lenguajes fuertemente tipados 😉
    No obstante antes de aplicarlo hay que profundizar más en el modelo y no perder de vista que es eso, un modelo o mapa, y como tal debe ser tratado.
    Cuando lo haces descrubres que cualquier persona, independientemente del eneatipo, es capaz de desempeñar cualquier función. Desde el liderazgo hasta la recogida de requisitos… que no es más que sentido común pensar esto. Lo que afecta más a sus capacidades es el nivel de desarrollo dentro del eneatipo en el que se encuentren (suelen dividirlo en 9 niveles). De hecho, un tipo 8 con un alto nivel de desarrollo/consciencia alto adopta lo mejor del eneatipo 2 que destaca por su empatía, lo cual ayuda sobremanera en la toma de requisitos.
    Los caminos de transición ante un nivel de desarrollo elevado (integración) o un nivel bajo (desintegración) también están propuestos en el modelo. El 8 por ejemplo, transita al 2 cuanto se «integra», y al 5 cuando se «desintegra». Y como os podeís imaginar, un 8 «desintegrado» que adopta los comportamientos del 5 en niveles bajos es mejor que no haga nada con el cliente, incluso con el equipo ;). En el caso de los 8 suele ser bueno no juntar a dos en el mismo equipo, aunque lo dicho, depende del nivel de desarrollo.
    Es un campo muy interesante este que abris en este post. Tiene muchas aplicaciones en el mundo de software. Diría que cómo programas, diseñas o analizas acaba siendo un reflejo de tu personalidad, y eso importa y mucho.
    Si os animáis a profundizar en estos temas combinados con la ingeniería del software y los sistemas, yo me apunto.

  4. Hace poco estuve en un workshop en que nos hicieron un test personalizado de Belbin, y nos dieron pautas para sacar mejor partido a los equipos de trabajo. Y la verdad es que fue bastante revelador. Dijeron una frase contundente:
    «La persona perfecta no existe, el equipo perfecto sí» ¡Toma ya…!
    El test de Belbin me recuerda al eneagrama, se parece bastante. En el caso de Belbin se definen 9 «roles de equipo», no personalidades. Cada miembro de un equipo puede desarrollar uno o varios de esos roles, pero será más apto para unos que para otros. Lo ideal para que un equipo funcione es que todos los roles se vean representados de forma completa y equilibrada.
    Si obtienes los diferentes niveles por rol de cada miembro de tu equipo (hay empresas que ofrecen cuestionarios para ello, si bien la intuición y la observación también pueden valer), puedes organizar mejor a un equipo, mantenerlo más motivado y menos propenso a conflictos (en esto último creo que es una herramienta poderosa).
    Sin duda este tipo de técnicas tienen su utilidad. Espero que haya más posts al respecto.

  5. No quiero que este comentario se entienda mal. Normalmente cuando se mencionan estos temas lo dejo pasar porque parece que son ganas de discutir por discutir.
    Y sí, a veces estas cosas empiezan a estar tan difundidas en el mundo empresarial, que decir lo que voy a decir puede parecer muy fuerte. Pero os aprecio demasiado a los dos (Ana, Javier), como para dejar pasar esto sin deciros por qué creo que no deberíais caer en esta trampa.
    El eneagrama es divertido: tan divertido como el horóscopo, si lo piensas (de hecho, ¿os dais cuenta de lo mucho que se parecen?). Pero es una muestra de todo lo que está mal en el supuesto uso legítimo del llamado «coaching» y constructos tan preocupantes como la PNL.
    El eneagrama no fue inventado en el coaching, claro. Si hubiéseis tenido alguna etapa de lecturas «esotéricas» (no estoy de broma, os lo prometo), habríais reconocido el símbolo casi al instante. Entre Aleister Crowley, McGregor Mathers, el Amanecer Dorado, Madame Blavatsky o Gerald Gardner, podéis encontrar este tipo de simbología en decenas de variantes.
    El eneagrama procede del sufismo (el misticismo musulmán): un aspecto religioso totalmente legítimo, pero religioso, no científico. Es tan válido como considerar los siete pecados capitales o las cuatro virtudes cardinales. Seguro que os suenan las danzas de los derviches (estos personajes turcos que danzan dando vueltas con los brazos en cruz y un fez en la cabeza); son una de las manifestaciones más famosas del sufismo.
    El eneagrama fue introducido en Occidente por George Gurdjieff, un turbio personaje de la primera mitad del siglo XX que tuvo cierta fama en Francia entre las dos guerras mundiales. Podéis ver su biografía (y su foto) en la Wikipedia. De hecho, podéis encontrar el eneagrama (con las notas musicales) en ese mismo artículo de la Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/George_Gurdjieff#mediaviewer/File:Enneagram_as_an_octave.svg). Su influencia ha sido enorme (Louis Pauwels fue discípulo suyo, por ejemplo, aunque hace muchos años que rechazó todo aquello…). Siempre le he considerado un precedente «culto» de toda la fauna actual de Rappeles, Pacos Porras y similares.
    En la versión de Gurdjieff los «nueve rasgos» se relacionan de manera directa con los siete pecados capitales (más la vanidad y la cobardía), y de éstos nacen los nueve perfiles que acabáis de reseñar. Podéis encontrar una reseña más larga en esta página web (http://www.oshogulaab.com/GURDJIEFF/TEXTOS/ENEAGRAMA1.htm) que, como su nombre indica, se dedica a glosar los textos del Maestro Osho… al que también podéis buscar en la wikipedia si queréis, pero que a lo mejor os suena más, porque es ciertamente famoso todavía.
    No me enrollo más (no lo pretendía, de hecho, pero ya me conocéis), porque si empezase con la PNL… esta última da hasta miedo.
    No es culpa vuestra: cada vez me encuentro más estas cosas de sufismo, esoterismo, cábala y autoayuda en la sección equivocada de las librerías. En lugar de en el rincón de «libros para ser feliz», en el de técnicas de empresa y, desde ahí, van llegando poco a poco al mundo de la gestión de equipos y proyectos.
    Como metáfora pueden tener cierto valor. Pero nada más. No le deis una importancia que no tiene. En serio.

  6. Creo que sería muy interesante introducir esa y muchas otras herramientas de ese ámbito en el desarrollo de Software. Hace tiempo empecé junto a una psicóloga un proyecto para descubrir herramientas que nos ayudaran a hacer mejor nuestro trabajo, y el abanico de posibilidades es enorme.
    Como primer paso nos centramos en Mindfulness, pero también me estaba introduciendo en el eneagrama para ver posibles aplicaciones.
    En cuanto a si son ciencias, validas… creo que tenemos el símil con la agilidad. Es curioso que pueda causar rechazo, cuando no es más que una recopilación de ideas que se aplican hace muchos años. Se lleva estudiando el eneagrama, por ejemplo, más de 80 años, así que creo que es una herramienta sólida para tenerla en cuenta.
    Saludos

    1. ¿Argumento de autoridad, a estas alturas? En filosofía ya no se le considera válido. En ingeniería no es suficiente, necesitamos métricas objetivas,¿no crees?
      El horóscopo también clasifica a la gente en estereotipos de personalidad. Y tiene más de 2000 años. ¿Es por ello una herramienta válida? Seguro que si lo propongo causaría rechazo, pero eso no lo hace válido automáticamente.

      1. Es una herramienta más. No le daría mayor importancia. El que quiera profundizar que lo haga. Cómo cualquier herramienta puede ser utilizada bien, mal o por vendedores de humo. Eso no la hace ni mejor ni peor. Como la orientacion a objetos o cualquier otra herramienta conceptual.
        Se que hay equipos de cientificos testando su validez. Si es humo pronto se sabrá.
        Lo que si puedo decir que tiene aplicacion práctica y un buen potencial. Pero no deja de ser un modelo no validado aún. Por ahì han pasado todos.

  7. No estoy de acuerdo. No es igual «cualquier herramienta», proceda de donde proceda y cualquiera que sea su base. Si usamos técnicas científicas, la ingeniería de software terminará siendo una disciplina seria. Si construimos sobre bases poco sólidas, el edificio se derrumbará. No estamos hablando de vendedores de humo: estamos hablando de pura y simple charlatanería. Sin duda a esto habrá llegado mucha gente de buena fe, pero estamos hablando de «ideas» que se crearon como parte de lo que no era sino una elaborada estafa.
    A la hora de identificar personalidades, partir de ideas complejas no probadas, como los arquetipos de Carl G. Jung (que no dejan de ser una conjetura un tanto azarosa, incluso en el padre de la sociología), podría ser una aproximación válida, aunque muchos psicólogos discutirían el uso de unos fundamentos tan poco consensuados. Pero partir de los «eneatipos» (una simple forma de decir «los nueve tipos»), como variante de los siete pecados capitales… no es ni religión. El eneagrama valdrá para la danza, tal vez también para la música: no sería una sorpresa, no deja de ser un eneágono (o sus diagonales). Pero no tiene nada que ver con la gestión de equipos.
    Ya puestos, y si cualquier base vale… ¿por qué limitarnos a nueve personalidades? Hay cosas tan válidas como el eneagrama que tienen una teoría mucho más antigua y desarrollada. Para empezar, en el Zodíaco tenemos doce personalidades: el impulsivo (Aries), el obstinado (Tauro), el dualista (Géminis)… ¿hace falta que siga? «Quien quiera profundizar, que lo haga».
    O ya puestos, ¿por qué sólo doce? Se me ocurre otro que tiene identificados veintidós personalidades claramente definidas, y hasta sus inversiones. Este modelo es más reciente, «sólo» tiene 400 años, y se supone que es de origen español, además. Están el creativo, el inmaduro, el paciente, el inteligente… o lo que es lo mismo: el mago, el loco, la sacerdotisa, la emperatriz… Porque estoy hablando de los Arcanos Mayores del Tarot. Bromas aparte, el Tarot desarrolla un perfil muy completo de cada uno de esos arcanos, mucho más complejo que el del Zodíaco. ¿Es válido, entonces? «Quien quiera profundizar, que lo haga». ¿En serio?
    ¿Estoy siendo demasiado radical? No lo creo. En el contexto en el que aparece el eneagrama, «herramientas» como el horóscopo, el tarot, o similares, se usan de manera rutinaria. El siguiente paso es realizar las stand-up meetings dentro de pentáculos invertidos dibujados en el suelo, y utilizar un athamé para pasarse los turnos de palabra.
    Dices que hay «científicos» intentando comprobar su validez. Permíteme citarte un informe (y sí, es un informe serio) reciente, del año 2000. Se titula «A Brief Report On The Origins Of The Enneagram». Dice literalmente (traduzco): «El sistema del eneagrama (…) comparte pocos aspectos con los criterios y métodos de la ciencia moderna. La carga de la prueba está ahora en quienes lo proponen, que deben lograr obtener alguna evidencia científica para sus afirmaciones».
    Ese informe es de la Comisión de Doctrina de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica en los Estados Unidos. Normalmente tampoco les daría validez científica en esta discusión, al ser una comisión religiosa. Pero si empezamos a dar validez a los ocultistas, sin duda deberíamos escuchar también a los curas, ¿no?. Al fin y al cabo han demostrado tener una organización mucho más sólida: algo sabrán de gestión de equipos, ¿verdad?
    No sé por qué estoy viendo que al final terminamos llamando a un exorcista…

  8. La ingeniería software será una disciplina seria independientemente de lo que nosotros digamos. Más la hacen peligrar aquellos que proponen verdades absolutas sobre cualquier cosa y se cierran a técnicas o herramientas. Eso me recuerda a la actitud de algunos fisicos y matemáticos ante la orientacion a objetos y el uso de la memoria dinamica.
    Tu desconicimiento del eneagrama parece equiparable a tu aversión contra él. No es mas que una herramienta que bien utilizada resulta util. No divide en 9 personalidades discretas. Es un modelo continuo con varias variables en la que esta definida una dinamica de transición. Se solapa con el enfoque de la sicologia moderna en el estudio de las personalidades. Aunque calculo que poco te importe.
    Cuando digo cientificos me refiero a personas que, aplicando el método cientifico, intentan validar una hipótesis. No es exclusivo de ningun área, cultura o grupos de personas.
    Y por supuesto que apoyaré cualquier iniciativa de probar nuevas herramientas. Desconozco como funciona el horoscopo o la iglesia, pero si vienen con nuevos metodos o herramientas utiles para la ingenieria donde el método cientifico lo respalda no sere yo quien lo rechace.
    Ya me alejo yo solo de los profetas y exorcistas, vengan del lado que vengan.

  9. Ana M. del Carmen García Oterino

    Gracias a todos por vuestros comentarios 🙂
    No he profundizado mucho en el eneagrama como para decir si considero que es válido o no.
    Solo me pareció algo curioso para aprender más y si veo que es válido aplicarlo.
    No quiero que me malinterpretéis. Lo que me resulta muy interesante es ver cómo mejorar en temas de equipos, gestión del cambio y demás, en Ingeniería del Software, introduciendo técnicas también de otras disciplinas, cosas nuevas, sobre todo de psicología (aunque no asocio psicología al eneagrama).

  10. Creo que Carlos ha estado muy acertado en sus comentarios y sus recomendaciones. Si alguien considera que se puede catalogar a una persona en uno de esos 9 tipos, debería conocer a más gente. Conocerla bien. Y como bien dice Carlos el horóscopo tampoco vale 😀
    Mi opinión va más por la de Óscar: hay que buscar un equipo equilibrado en más características que sólo las técnicas. Equipos multidisciplinares a todos los niveles.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *