Si eres una pyme o startup no es buena idea trabajar para el Estado

El otro día me preguntaba un buen amigo que tiene una Pyme dedicada a la tecnología que qué opinaba yo sobre entrar en el negocio de trabajar para el Estado. Me comentaba que había estado viendo algunos pliegos públicos, es decir, esos pdf donde el Estado oferta un proyecto, donde viene el presupuesto para el mismo, los requisitos a cumplir, etc., ese documento que leen las empresas y si se ven en condiciones se presentan al concurso para llevarse el proyecto.
Él me comentaba que en aquellos pliegos se veían proyectos de altas sumas, aparentemente no excesivamente complicados, pero que era raro ver a Pymes o Startups metidas en ese negocio. Y no le faltaba razón, es tan raro como casi imposible ver ahí Pymes.
Continuando con aquella conversación, estas son las tres razones que yo le expuse para quitarle la idea de la cabeza, para convencerle de que si eres una pyme o startup no es buena idea trabajar para el estado:
a) Para optar a contratos grandes (los que no son los llamados “menores”) necesitas previamente estar “clasificado” como contratista por patrimonio. Aquí tienes información sobre el tema (la página puede darte una advertencia de no segura, pero es que debe estar mal montada), pero si te quieres saltar el “tostón”, te resumo que obtener una clasificación (hay varias según la cuantía de los proyectos a los que quieras optar) es costoso en tiempo, papeleo y, lo que es más difícil, requiere unos mínimos de facturación y contratos previos con la Administración que están muy alejados de cualquier Pyme y ni te digo de una startup.
b) Aunque lograras la “clasificación”, optar a un proyecto grande con el Estado implica que la empresa tenga un “colchón” financiero (simplificando, dinero en el banco) muy potente. ¿Por qué? Porque normalmente el Estado saca proyectos de varios años y no suele pagar mensualmente, es por ello que tendrás que estar preparado para poder asumir los gastos del proyecto (personas, tecnología, etc.) y cobrar muchos meses después. Hay quien pide un préstamo al banco para esto, lo cual aumenta los riesgos, ya que al banco hay que pagarle religiosamente y nadie te garantiza cuándo cobrarás tú.
c) Derivado de lo anterior, una vez que logres presentar una factura tendrás que pagar el IVA correspondiente, alto por ser proyectos de mucha cuantía, aún sin haber cobrado un duro, y esperar meses a que el Estado te page a ti… más “colchón” financiero (más dinero necesitas en el banco).
Por todo lo anterior, es lógico se veas que son sólo las grandes consultoras las que se reparten los proyectos con el Estado quedando fuera prácticamente siempre las Pymes y, por supuesto, las Startup.
Lo más curioso de todo es que son muchas veces esas Pymes y Startups las que tienen el conocimiento para llevar acabo los proyectos… y acaban siendo subcontratadas por las grandes consultoras para hacer el trabajo, previo pago, eso sí, de la correspondiente comisión y asumiendo el riesgo del desmantelamiento (es decir, el riesgo de que la gran consultora “fagocite” a la Pyme… le quite a la gente ahorrándose así pagar a la Pyme, razón de más para no entrar en ese negocio).

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Si eres una pyme o startup no es buena idea trabajar para el Estado”

  1. Coincido en los 3 apartados y añadiría (al menos):
    un apartado D)
    También necesitarás músculo financiero para presentarte a esos contratos. Las ofertas, si pretenden ser competitivas deben estár trabajadas… un mínimo de 1 o 2 semanas de trabajo si encima el contratista no te conoce y debes causar muy buena impresión. Eso se traduce en la mitad del sueldo/mes de uno de los perfiles más altos de la PYME o Startup… y no todos los concursos se ganan… por lo que tienes que estar preparado para esa «inversión».
    y un apartado E)
    Ni TRLCAP, ni LCSP, ni TRLCSP… me temo que quien hizo la ley, hizo la trampa, por lo que no siempre esos contratos públicos son tan públicos… eso añade riesgo al punto D) exigiéndote a tener muy buenos contactos en el sector público… o mucho músculo (que no será el caso para una Pyme o Startup, me temo).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *