Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Feb 28, 2014 in General | 4 comments

El problema de no entender nada de tecnología. Si no tienes formación técnica haz ya un curso básico de programación, mejorarás como profesional

En estas últimas semanas he tenido dos experiencias bastante significativas sobre este tema: proyectos en los que necesariamente participan técnicos y no-técnicos y que se ven afectados porque los no-técnicos no entienden a los técnicos y/o los técnicos no saben hacerse entender ante los no-técnicos. Como si hablasen idiomas diferentes.

En uno de los casos, los técnicos tenían que justificar un proyecto ante no-técnicos, que no tenían ni idea de qué iba el proyecto. La cosa acabó con una tremenda inversión de tiempo documentando cosas, cada vez aumentando más y más las explicaciones técnicas, hasta llegar casi a escribir un libro de introducción a la programación, todo para que el proyecto pudiera ser entendido por no-técnicos, cosa que al final no fue posible.

Los no-técnicos no terminaban de entenderlo y las reuniones se centraban casi exclusivamente en hablar de aquello que ambos, no-técnicos y técnicos, entendían: la lírica, el léxico y la sintaxis de los textos. Cómo escribir mejor un párrafo técnico, cómo poner mejor las referencias, cómo escribir mejores frases, etc. La forma y no el fondo.

En el otro caso, los no-técnicos eran los responsables de un proyecto. Conocían la funcionalidad pero el proyecto se venía abajo porque estaba mal técnicamente construido, no tenía ni control de versiones, palabras que para los no-técnicos eran Chino Mandarín. Ciertamente, esto es un tema achacable a los técnicos, que no deberían ir por ahí haciendo mal software, pero lo cierto, el hecho, es que quien lo estaba sufriendo eran los no-técnicos.

Así que si eres no-técnico, es decir, no tienes formación técnica, te quedan dos opciones: criticar (muchas veces con razón) que el software debería hacerse bien, tirando de ejemplos con poco sentido en el mundo del software, como lo de “yo cuando compro un coche y me lo dan bien, si errores, y el software debería entregarse igual” (recuerda que hacer software no es hacer casas). O ser más pragmático y empezar a entender algo de la parte técnica.

Y estos son solo dos ejemplos, pero la cosa va a más. Porque aquello a lo que se dedican los no-técnicos (física, biología, seguros, medicina, etc.) cada vez más se soporta en aquello que conocen los técnicos, es decir, en la tecnología.

Obviamente, yo no tengo clara la solución a este problema. Pero creo que pasa porque hoy en día todo el mundo debería tener un conocimiento mínimo en tecnología, y por eso yo si soy de los que apoya que la programación y la tecnología básica sean asignaturas al nivel de las matemáticas, física, etc.

Y no, el objetivo con ello no es que todo el mundo programe (que también puede ser un resultado), el objetivo es que todo el mundo entienda un mínimo de algo que va a rodear (rodea) sus vidas, guste o no, y que por ello necesitan entenderlo mínimamente, para mejorar su propia profesión.

Mientras, yo empezaría a hacer cursos de tecnología básica, por opciones que no quede, por precio tampoco, por cursos que se adecúen a tu jornada laboral tampoco: si te pasas por Miríada o Coursera verás un montón de cursos online gratuitos.

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

4 Comments

  1. Que entrada mas mala. Explicaciones poco claras e ideas mal desarrolladas. Se nota que lo ha escrito un técnico. Mi opinión es que debería ser al revés, los técnicos deberían tener conocimiento funcional. Las empresas necesitan soluciones a sus problemas de negocio y se utiliza la tecnología como medio para resolver el problema, no como fin.

  2. “Saber programar sí ayuda durante los primeros años cuando necesitas rápidamente transformar tu idea en un producto.
    Pero después de eso, tu capacidad para programar se vuelve menos relevante ya que necesitas centrarte en todo lo demás: procesos de selección, ventas, marketing, planificación, etc.
    La parte más difícil cuando sabes programar es saber cuándo deberías dejar de programar.”

    Si hablamos de directivos de empresas ya consolidadas
    no creo que aprender a programar sea algo especialmente productivo…

    “El aprendizaje de una habilidad, que otros pueden hacer mejor, no es práctico”.
    “Los empresarios deberían invertir su tiempo en aquello en lo que realmente son buenos, y contratar de manera inteligente para suplir todo lo demás.”

    Por otra parte sí creo que es necesario un mínimo de conocimiento técnico, más orientado a arquitectura o tecnologías utilizadas en el negocio, y que proporcionen una visión global.

    Si me lo permites dejo un link a un artículo al respecto
    http://www.initcoms.com/blog/necesitan-los-empresarios-de-empresas-tecnologicas-saber-programar/

    Un saludo.

    • Hola Javier,

      Gracias por el comentario.

      A raíz de tu comentario, no puedo dejar decir, que lo que no me resisto a que no me deje de llamar la atención es ver y ver cursos para emprendedores sin formación tecnológica, cursos todos ellos orientados a emprender con base tecnológica, con muchas charlas y cursillos de powerpoints, presentaciones efectivas, de leanstartup, de cómo escribir un post…. ¡y cero, ninguno, de tecnología! ¡Cero de aquello con lo que supuestamente van a basar su negocio! Ya no te digo programar… ¡es que no saben diferenciar el cliente del servidor!

      No hace falta que de nombres de cursos y programas fomentados por regiones españolas que cumplen a la perfección el anterior patrón… vas a emprender algo basado en tecnología pero “la tecnología no importa mucho”, y luego no saben ni elegir a un técnico

      Saludos

      • Totalmente de acuerdo,
        el ya famoso fenómeno “masturbación emprendedora”.

        Empieza con varios CEO de éxito contándote como fueron sus comienzos, por el medio alguna cita o diapositiva de Steve Jobs, que siempre queda muy bien, luego te hablan de lean, de marketing, de financiación, de branding, de identificar necesidades y oportunidades… pero finalmente suele fallar la parte en donde deberían llevarte a ti, o a tu equipo si sois varios junto a una mesa con un ordenador y deciros “muy bien, ahora tenéis X días para sacar un prototipo funcional y materializar esa idea en algo tangible”.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This