Al menos, una vez al año… sal de la zona de confort

Zona de confort, estado mental en el que uno vive cómodo, tranquilo con la situación actual, sin aspiraciones ni presiones, con la tranquilidad del entorno actual, del trabajo actual, de llegar a casa tranquilamente, ver la TV, etc. Esa seguridad, tranquilidad, que le pide al cuerpo… ¿para que me voy a molestar o buscar complicaciones?

El problema, es que todo lo bueno tiene algo malo, como todo en la vida, si te dejas llevar por la zona de confort y la vida te depara un cambio, un reto, puedes no estar preparado. Es como el León que se pasa años alimentado en el Zoo por sus cuidadores, se siente bien en la zona de confort, y se le olvida cazar, hacer ejercicio, prepararse, el problema viene si algún día lo devuelven a la selva, y habiendo perdido sus cualidades… acaba muriendo por no saber ya cazar, ni buscarse la vida.
Si me permites un consejo, más en los tiempos que corren, ponte rigurosamente el objetivo de salir de la zona de confort al menos una vez cada año, ponte el objetivo de “sufrir”, de pasar miedo, de superarte, para mejorar profesionalmente.
Te cuento lo que yo hago cada año, por si te sirve de inspiración:
– Viaja. Búscate un motivo… ¡profesional! para viajar. Viaja a un país en el que no se hable tu idioma. Búscate un curso, un congreso, da una ponencia, etc. Lo vas a pasar mal, pero vas a volver más fuerte, con mayor seguridad en ti mismo, con más amigos y con más experiencia.
– Preséntate a un examen todos los años. Haz el examen del CISA, de ITIL, de 20000, de Scrum,  un curso online, un máster, un MOOC, etc.
– Escribe algo. Un libro, un artículo en inglés, unos post, etc.
Y así muchos otros, vete al un “pueblo inglés” a pasarlo mal, cambia de trabajo o de puesto, de departamento.
Sé que normalmente esto conlleva un desembolso económico, pero muchas veces no tanto como puedas pensar. Viaja en modo “mochilero”, busca un examen profesional económico, haz coincidir tus vacaciones con un motivo profesional, intenta (se que alguno se reirá, pero no es tan imposible) que te lo co-financie tu empresa .
En cualquier caso, piensa que es… una inversión en ti. Piensa en el gasto, pero también en el retorno, piensa que vas a invertir en tí, ¿en qué mejor puedes invertir tiempo y algo de dinero?.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Al menos, una vez al año… sal de la zona de confort”

  1. Completamente de acuerdo Javier y el vídeo que adjuntas, precisamente lo ví hace unas semanas, trabaja en esa línea y en la de que «el que algo quiere, algo le cuesta» o «no pain, no gain» como dicen los deportistas 😉
    Todas las ideas que propones, dentro del ámbito professional, son fabulosas «obligaciones» de cara a intentar no volvernos comodones.
    Un muy cordial saludo y felicidades por esta «nueva vertiente» de posts dado que, creo (y llevo ya bastante tiempo siguiéndote en tu blog e incluso en algún MOOC), es tu primer post en una línea mucho menos técnica/tecnológica y más en la de la psicología y la evolución personal.

  2. No estoy seguro de que la zona de confort sea la zona tranquila y bondadosa donde nada malo ocurre… Yo creo que la zona de confort es la zona conocida, puede que pasen cosas desagradables, pero ya estás acostumbrado a ellas, son sucesos conocidos 🙂
    Por lo demás totalmente de acuerdo, hay que salir de ahí. Por lo que dice Javier de «entrenar» y también por que si lo haces por tí mismo siempre es más manejable que si sucede algo que te saca de esa zona de golpe, de manera no planificada (un despido, un cierre de la empresa, un reciclaje obligado, el traslado de tu pareja, etc.) Hay que tener en cuenta que esa «seguridad» que uno siente cuando está en la zona de confort NO ES REAL y que cualquier dia se puede romper.
    Saludos

  3. Pingback: No me arrepiento de haber dejado ninguna empresa o trabajo - Javier Garzás | Javier Garzás

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *