Trabajar en más de una tarea (ya no digo proyecto) a la vez genera perdidas de tiempo y disminuye la productividad

Un libro con datos bastante interesantes sobre gestión de proyectos y el comportamiento humano es el de Gerald Weinberg, el  Quality Software Management, Volume 1: Systems Thinking, famoso, principalmente, por un estudio que exponía el desperdicio de tiempo que conllevaba tener a las personas en más de un proyecto.
Concretamente, Weinberg lo sintetizaba en esta tabla:

Número de proyectos simultaneos% de tiempo disponible para el proyectoPerdida debida al cambio de contexto
1100%0%
240%20%
320%40%
410%60%
55%75%

 
Según el calculo de Weinberg, añadir un solo proyecto más, adicional a aquel en que estamos trabajando, genera perdidas de un 20% del tiempo. Agregar un tercer proyecto, crea perdidas de casi la mitad del tiempo.
Estas perdidas de tiempo vienen del cambio de tareas, de “trasladar los pensamientos” de un proyecto a otro distinto. El efecto que se produce es muy similar a las interrupciones, aquello que ya comentamos de que interrumpir a quien programa, o al que realiza cualquier actividad intelectual, hace que su productividad caiga (mas de lo que imaginas).

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Trabajar en más de una tarea (ya no digo proyecto) a la vez genera perdidas de tiempo y disminuye la productividad”

  1. Muy cierto! no te sucedía cuando estabas trabajando en tu tesis de doctorado y al mismo tiempo trabajando en una empresa? (recuerdo que comentaste en una charla que trabajabas y hacías la tesis al mismo tiempo). Al menos a mi me está sucediendo que el cambio de contexto, por más que sean cosas relacionadas, me toma más tiempo que el que me gustaría.
    Saludos, y gracias por la reflexión

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *