Pages Menu
Categories Menu

Posted by on May 23, 2013 in General | 3 comments

El problema de contratar a un desarrollador software para una startup… y no tener formación técnica

El jueves.nullpointer.exception

Yo, que soy técnico de formación y profesión, creo que tengo bastante claros los criterios que utilizaría, y utilizo, a la hora de seleccionar a un técnico, a alguien que se dedique al mundo del software. Pero, sí no tuviese formación técnica… ¿cómo lo haría?

Esa aparentemente simple pregunta se la hace cada vez más gente de perfil no técnico. Bien sea por la crisis, porque el mundo ha cambiado, o porque esté de moda, cada vez hay más emprendedores, startups e inversores… no técnicos, cuyo negocio se basa en un desarrollo software. En un software que implemente su idea.

Me habéis oído decir, decenas de veces, que el sobre coste del software malo siempre alguien lo paga. Otra cosa es que quien lo paga sea consciente del sobregasto que está pagando. En empresas grandes, con más presupuesto, ese exceso de gasto se diluye. Pero en un negocio que está empezando, en una empresa emprendedora, en una startup… un mal software puede acabar con la empresa.

La cosa está llegando hasta el punto de que esto se está convirtiendo en un embudo, y en una bomba de relojería para muchas startups, que ven como un mal desarrollo, una mala decisión, o elección, técnica puede tumbarles el negocio y obligarles a dar difíciles explicaciones a los inversores.

Por lo que me toca, últimamente, no pasa mes, y ya van muchos, en que el tema no me lo comente alguien no-técnico y me pida consejo al respecto. Y yo doy consejo, y hasta selecciono, pero no deja de ser una gota en el mar.

Y no tengo clara la respuesta. A veces imagino que yo tuviese una idea revolucionaria no técnica, por ejemplo, un nuevo modelo de espacios en edificios, y tuviese que buscar alguien que me lo construyera… no tendría ni idea de cómo seleccionar un buen arquitecto: ¿por currículum? pero lo haría “al peso”, poco más, ¿por referencias? Pero estaría en las mismas, cómo me fío de las referencias ¿viendo el número de palabras de moda en inglés que salen en su linkedin? ¿si su cara me transmite buenas sensaciones? ¿si tienes cursos raros con título en inglés?

Si yo fuese inversor, “business angel”, o similar, desde luego que, además de todo lo que se mira para seleccionar una inversión, etc., tendría muy encuentra la solidez técnica del proyecto.

Es más, tendría un buen técnico en mi equipo de selección de empresas en las que invertir. Sin ninguna duda. O tendría un equipo técnico de confianza para apoyar los proyectos que financie.

El tema, como comentaba, es serio, porque te aseguro que si contratas a un mal técnico (supongo que pasa lo mismo si contratas a cualquier mal profesional no-técnico), o, para ser más exacto, a un técnico no adecuado para tu proyecto, y la empresa crece, este contratará a otros malos técnicos (como en las películas de vampiros) y el problema crecerá exponencialmente (lo he vivido, y sufrido).

Y un mal software te puede sacar del negocio, hazme caso, también lo he visto y vivido.

¿Algún útil consejo por vuestra parte?

Hasta el próximo jueves.nullpointer.exception !!! (y si quieres ayudarme a difundir el conocimiento, tuitea, comparte y comenta)

Javier Garzás

Javier Garzás

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.
Javier Garzás

3 Comments

  1. Yo siempre recomiendo que se contrate al profesional que tenga en su porfolio proyectos similares a lo que se quiere desarrollar.

    Esto exige un mínimo de conocimientos “técnicos” por la persona que contrata, para poder saber distinguir si el proyecto se parece al suyo o no, y si ha sido bien llevada a cabo o es una patata.

    En este caso he visto dos perfiles muy diferenciados a la hora de actuar:

    1 El que al no entender nada contrata a quien le hace el presupuesto más barato y con una estimación menor en tiempo. Por supuesto con el famoso contrato cerrado que comentas en un post anterior.

    2 El que se interesa por la tecnología que va a utilizar y la domina como mínimo a nivel de usuario avanzado y a partir de ahí selecciona al profesional que ha realizado cosas similares que más le encaje para su proyecto. Quedando el contrato en algo más abierto y alcanzándose una relación de confianza.

    Por lo que he visto el caso 2 no es garantía de éxito, pero el 1 sí es garantía de desastre.

    En el aspecto no-técnio y siguiendo el ejemplo que comentas, yo no tengo ni idea de arquitectura, pero si tuviera que basar mi proyecto en la contratación de un arquitecto, primero me documentaría lo mínimo para no ser un alfabeto en la materia y a partir de ahí ya intentaría seleccionar el mejor.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: El jueves.nullpointer.exceptionYo, que soy técnico de formación y profesión, creo que tengo bastante claros…

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This