Tu negocio no va a funcionar (o va a funcionar muy mal) si en tu equipo no hay un técnico

¿Tienes una startup? ¿una pequeña empresa? o… ¿quizás una grande?, y, en cualquiera de los casos, ¿tu empresa no se dedica a la tecnología, pero, estando los tiempos como están, necesita para su negocio un desarrollo software? ¿y vosotros no sois técnicos? ¿Es ese tu caso? ¿Sí? Pues, efectivamente, tienes un problema.
Bueno, siendo más exacto, no tienes un problema… pero podrías tenerlo en un futuro, no lejano, si no gestionas bien como alguien te hace el software. Y un problema de los gordos.
Será porque está de moda emprender, será porque raro es el negocio que hoy no se apoya en el software, será por lo que sea, cada vez que encuentro más este problema. Grupo de personas que se dedican a temas no técnicos (marketing, jardinería, carpintería, moda, decoración, etc.), que tienen una idea de negocio, cero idea de tecnología, y que no saben por donde empezar a que alguien les haga un desarrollo software.
Ya se, ya se. La vida debería ser de otra manera, que todo desarrollo software debería ser profesional, todas las empresas de desarrollo deberían hacer todo bien, saber lo que hacen, gente preparada, todos los proyectos idealmente deberían ser ágiles (y no llave en mano), debería haber una alta compenetración cliente – equipo técnico, todos los equipos de desarrollo deberían estar motivados, que Chanquete nunca debió morir, etc.
Pero la vida, la real, la de la calle, tristemente, no es así. Y muchas veces las cosas se tuercen, las decisiones técnicas no son las más acertadas y puede que hasta ni te enteres hasta años después, o quizás no te enteres nunca, pero lo pagues € siempre.
La solución que mejores resultados ha dado para resolver este problema es que te hagas con un responsable, jefe de proyectos, técnico, líder, o como quieras llamarle, técnico que sepa mucho, pero mucho, y que sea de tu equipo. Te será raro, siendo no técnico, incluir en tu equipo, que tiene clara la idea de negocio, a un técnico. Pero tienes que hacerlo. Hazme caso, de verdad.
Puedes externalizar todo el desarrollo, pero aún así tienes que tener alguien interno que tome decisiones, lo gestione y haga el seguimiento. Alguien de confianza. Contrátalo, o si quieres subcontrátalo, pero no lo subcontrates a la misma empresa que te hará el desarrollo.
Sino irás ciego, no sabrás porque una arquitectura te conviene más que otra, porque una librería u otra, porque un lenguaje de programación u otro, que calidad te están dando, que arquitectura, etc.
De verdad, aunque tengas que pagarle bien a un muy buen profesional del desarrollo… te vas a ahorrar 100 veces más evitando que te entreguen cualquier cosa y los disparatados costes que eso te conllevará de por vida.
Y si no lo haces todo te va a sonar a chino, y lo más que podrás hacer, a la hora de subcontratar software, es guiarte por precio, o por lo bien que te caiga la gente a la que subcontratas.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Tu negocio no va a funcionar (o va a funcionar muy mal) si en tu equipo no hay un técnico”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. En cuanto he leído este artículo me ha venido a la cabeza un ejemplo de algo que me ocurrió el verano pasado. Andaba yo buscando un nuevo cliente/proyecto para mi actividad como autónomo que soy y me llamaron desde España (actualmente vivo y trabajo fuera), me ofrecían un puesto de responsable técnico en una empresa que se estaba montando para ofrecer juegos y apuestas en linea, la idea era que yo sería esa persona de la que habla Garzás en su artículo. Iba a dirigir a un pequeño equipo de desarrolladores que haría (o subcontrataría) y mantendría el software que era el corazón de su negocio.
    Les interesaba mi perfil por mis años de experiencia dirigiendo desarrollos y porque ya había hecho desarrollos en ese sector.
    Pues bien, se trataba de un negocio que podría mover muchos millones de euros y para el que disponían de una inversión acorde con dicho tamaño, según ellos.
    Lo gracioso del tema es que me ofrecían como sueldo una cantidad irrisoria. No tenían ni idea del lado técnico y estoy seguro de que finalmente habrán encontrado a cualquier ex-consultor dispuesto a hacer el trabajo por ese precio y que no tendrá ni idea pero que dará el pego.
    Otro negocio mal gestionado por escatimar en el activo más importante.
    Por supuesto, sigo fuera de España y me va muy bien.

    1. Juanjo,
      Es una pena de verdad, porque hace poco me contaron/viví de primera mano un caso similar. Empresa cuyo core es la tecnología y quiere un técnico que haga de todo, por 4 euros. Y sabiendo que sin la parte tecnológica el negocio se va abajo.
      Así nos va.
      Saludos y ánimo!

      1. Cèsar Garcia i Pérez

        Buenas noches,
        Esta situación se da constantemente en muchos escenarios. De hecho, es algo parecido a lo que pasa (aún) hoy en día con algunas de las practicas que nos explica ‘The Mythical Man Month’ pero haciendo una lectura metafórica aplicándola a técnicas de gestión empresarial.
        El caso es que, según mi humilde opinión, las empresas españolas (y también otras no españolas) no tienen clara la diferencia entre recurso y núcleo: las políticas empresariales (aún) aplicadas hoy en día por la mayoría de los empresarios solo ven la idea como el corazón que hace mover el negocio, y de hecho es cierto, pero lo que se desconoce es la informática es un recurso en ciertos contextos de uso pero no lo es en otros, es decir, que pasa a ser el motor que hacer que la empresa trabaje con eficiencia y efectividad, produciendo por tanto, un producto o servicio a partir de un activo tecnológico.
        Quias en las escuelas de negocio (lo desconozco) sea necesario dejar claro esta diferencia entre activo y pasivo tecnológico para que el gerente pueda saber cuando se invierte en un mero recurso que da soporte a un determinado proceso no-crítico de cuando es un elemento activo que produce rendimiento a la empresa.
        Un saludo y muy buen post.

  3. Otro ejemplo, una empresa dedicada al desarrollo de sites webs. Un gererente, un comercial y un diseñador gráfico. Ni un solo técnico de ningún nivel. Al final me llamaron querían trabajara a destajo y en negro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *