Una metodología no es ni un equipo de futbol, ni un partido político, ni una religión

«Quien olvida su historia está condenado a repetirla«. Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana
Uno elige un equipo de fútbol… y es de ese equipo hasta la muerte, gane o pierda (incluso aunque sea propiedad de los Gil, hasta eso somos capaces de aguantar). La gente normalmente muere apoyando al mismo partido político, lo haga bien o mal, para uno su partido político nunca lo hace mal, siempre es el otro el que lo hace mal. Lo mismo pasa con la ideología religiosa. Y últimamente, cada vez más, lo mismo pasa con la metodología de desarrollo software.
Y esto viene a que me está llamando la atención como, cada vez más, se está repitiendo que, cuando termino un proyecto, curso, auditoría o charla, alguien me dice:


“Me ha encantado que des tanto los pros como los contras de cada cosa, y muestres diferentes estrategias, porque otras veces solo nos intentan vender una única y misma idea”.
Llámese a esa misma idea la misma metodología, el modelo, la norma, el meta-modelo, estándar, lo ágil, no ágil, etc., o como cada uno quiera llamarlo, ya sabéis a que me refiero, el tema etimológico lo dejo para la Real Academia de la Informática (o para otros post).
Es curioso como a pesar de la historia que tenemos en ingeniería del software, repleta de propuestas, contrapropuestas y consensos, evangelistas, modas, olvidos, etc., siga habiendo profesionales que se casan, hasta casi hasta el fanatismo, con una única estrategia de desarrollo software. Con la de tipologías de negocios, tamaños de empresas, tipos de productos, necesidades, equipos, personas, etc., que hay.
¿Cómo podemos decirle a una empresa que el ciclo de vida xxx o la metodología xxx es la única y la mejor del mundo mundial? ¿Cómo va a utilizar la misma metodología una empresa que hace software empotrado y no puede modificar la versión que está en producción, porque por ejemplo va en el software de un coche, que otra que hace software para ERPs? ¿Cómo va a ser igual una empresa que hace proyectos “llave en mano” o cerrados que una que está desarrollando un producto que se venderá dentro de años?
El otro día incluso llegue a leer en un blog que «si lo ágil puro te falla no debes dudar de la agilidad, no debes adaptar o relajar la agilidad, lo que debes es seguir, tener fe, hasta que te funcione» (no se hablaba nada de si lo seguir y tener fe… era incluso perdiendo clientes o proyectos). Vamos, traducido, que en vez de adaptar la metodología a tu organización, te adaptes tú a la metodología.
Si eres consultor, y quieres un consejo, de verdad, tus clientes van a valorar mucho más que conozcas decenas de estrategias de desarrollo, metodologías, y les ayudes a encontrar la mejor solución a SU problema. Y no la mejor manera de que implante TU metodología.
Si hubiese una única mejor manera de crear software, esta profesión sería demasiado fácil. Hace mucho tiempo que el software saldría sin problemas. Y lo harían y gestionarían máquinas.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Una metodología no es ni un equipo de futbol, ni un partido político, ni una religión”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Juro que no le deberé lealtad infinita a ninguna practica de desarrollo software - Javier Garzás, sobre calidad software y otros temas relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *