El estado debería ponerse en serio a controlar la calidad del software que subcontrata

La administración pública española subcontrató en 2011 más de 624,59 millones de € en desarrollo software.
Sin embargo, continuamente se repiten noticas como que un error informático resta 300€ de sueldo a los empleados de Justicia (2012), un fallo informático paraliza todos los centros de salud (2012), Canarias pierde datos «vitales» de la erupción de El Hierro por un error informático (2011), un fallo en el sistema informático bloquea los juzgados de toda Cataluña (2010), un fallo informático dificulta el trabajo médico en 4 centros de salud de Soria, un fallo informático impide conocer el sumario del ‘caso Gürtel’ (2010), etc.
Por otro lado, basta hacer una búsqueda en Google con las palabras “prescripciones técnicas desarrollo software” para ver, después de un rato de búsqueda, que hay un número de pliegos que pudieron haberse mejorado considerablemente, en lo que refiere a calidad, requisitos, metodologías, control, pruebas, etc.


Más allá de datos como los anteriores, públicos y accesibles vía web, todos los que nos dedicamos al mundo del desarrollo software hemos vivido, y escuchado, historias de desarrollos software subcontratados por la administración (u otros entes públicos, como Universidades y demás) que ampliamente exceden el tiempo de desarrollo previsto (y el que era necesario), presupuesto, importantes incidencias que interrumpen el servicio público que prestan, no se entregan con unos mínimos de calidad software, un mínimo de testeo, proveedores que ponen a un equipo no del todo adecuado, etc.
El software aparte de llevarse una alta suma de dinero público, ocupa, cada vez más, un papel crítico para el funcionamiento de la administración y para la seguridad de la sociedad.
Con las necesarias diferencias, desde hace años el estado evalúa alimentos, la seguridad aérea, los medicamentos, las telecomunicaciones, la publicidad, etc.
Así que, según todo lo anterior, ¿no debería el estado preocuparse por controlar la calidad del software que subcontrata? Entiendo que en cada subcontratación pública de desarrollo software hay un responsable de esta tarea, y que en ocasiones se hará mejor, y en otras no tan bien. Pero más allá de dejar este importante tema sólo en la valía profesional de dichos responsables ¿no debería haber unas pautas y un control a nivel estatal?
Y, obviamente, no me refiero a medir Métrica 3 o tal nivel de CMMI, aspectos que pueden venir bien, pero que no son, ni ucho menos, garantía suficiente.
¿Cuál es vuestra opinión? ¿Experiencias en otros países? Sería muy interesante conocer experiencias en este sentido.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “El estado debería ponerse en serio a controlar la calidad del software que subcontrata”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pues que ademas de controlar el gasto de desarrollo tambien deberían de controlar el tema hardware y de licencias, que seguramente ahi se vaya otro dineral: sistemas de videoconferencias, servidores blackberry, telefonía…

  3. Estimado, te escribo desde Ecuador y aca en mi pais, muchas veces ha sucedido lo mismo, por ejemplo el ùltimo problema fue que el organismo de controlar las inscripciones de los partidos politicos, no lo hizo eficientemente, es decir el Sistema tenìa fallas, habia firmas repetidas o falsas, el problema es que el estado gasta mucho dinero en software, y muchas veces no es de calidad, lo bueno que se ha creado una secretaria de tecnologìa para velar y controlar la calidad de los Sw.
    Saludos
    Andrès

  4. Hola Javier,
    Totalmente de acuerdo. El tema de la calidad se sigue percibiendo como un gasto y no como un ahorro. Partiendo de esta concepción, no es extraño lo que pasa en la administración pública y en las empresas privadas (caídas de servicio, mala imagen de la empresa/administración, gastos enormes para solventar errores que podían haberse detectado en revisiones de diseño, etc.). Solo importa que se desarrolle barato. Con esta premisa, obtenemos una mala calidad del software, por un lado debido a que no se invierte lo suficiente en controles y revisiones durante todo el ciclo de vida del proyecto y depuración de errores (ya sabes, el «súbelo ya como sea») y por otro lado porque la única forma que las empresas de desarrollo usan para abaratar costes es la externalización (India, etc. con los problemas de entendimiento que suele generar, entre otras cosas) y contratación de perfiles bajos (y muchas veces malos) para realizar los desarrollos. En fin… que nos pille confesados.
    Saludos.

  5. Pingback: Resumen de la semana – del 24 al 30 de septiembre - Javier Garzás, sobre calidad software y otros temas relacionados

  6. Pues si, el software debería pasar unas auditorías de calidad, y estas hacerlas públicas.
    De esta forma en futuros proyectos las empresas serían conscientes que al final se les pasará una auditoría.
    Y es mas, si la estructura de esta auditoría fuera mas o menos pública y estandard, los proyectos se podrían plantear y desarrollar para pasar esta auditoría.

  7. Enric vas a tener que revisar tus conceptos de calidad. Dado que el software no es un producto industrial para asegurar su calidad no se verifica el producto ni se certifica su proceso de construcción. Y no, tampoco se resuelve haciendo que los responsables sean titulados y colegiados.

  8. Lo primero que deberían hacer las AAPP es eliminar todas las CESIONES ILEGALES de trabajadores. No es normal que tú jefe sea de la empresa X, tú de la empresa Y y tus compañeros de la empresa A, B, C… donde cada uno gana un salario distinto pese a hacer lo mismo. Y además hay gente con varios niveles de subcontratación. Las AAPP no están subcontratando servicios, están subcontratando personas en cesiones ilegales. La gente está muy descontenta en general pues toda esta situación lleva a salarios muy bajos y horarios malos, bajo estos parámetros ya se pueden poner todos los controles de calidad que se quieran que no van a salir bien.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *