Cibercuentos de un jueves de verano (3). La reconversión del sector del desarrollo software

Publicado: 16/08/2032 – 15:29
Actualizado: 16/08/2032 – 18:32
1984 comentarios
Hace ya dos años que la Unión Europea decidió prohibir la continuidad de las ayudas públicas al sector del desarrollo software más allá de fines de 2031, cesando así la vida de las ayudas estatales que desde hace años precisa el sector para sobrevivir, y que en el caso de España afecta hoy a la práctica generalidad de las empresas de desarrollo software.
El sector del desarrollo software español estaba desde hace años amenazado por una muerte segura, si bien lleva sobreviviendo ya más de 10 años bajo la amenaza del cierre.
El Gobierno del PUE (Partido Único Europeo), que desde 2018 regula y gobierna sin oposición todos los países de Europa, a raíz de la época de las sucesivas intervenciones y rescates financieros de la década del 2010, y dentro de él su Ministerio de Industria Productiva, ha introducido en los Presupuestos Generales para el Estado español para 2033 un recorte del 90% a las subvenciones al desarrollo de software, sin las cuales la totalidad de las empresas desarrolladoras no podrán sostenerse, según afirman empresarios, Colegios, los sindicatos refundados y dirigentes de los municipios en los que se ubican las llamadas fábricas software, cuya renta y empleo siguen siendo muy dependientes de las mismas.
La decisión se tomó hace años debido a que las empresas de desarrollo de software españolas ya no eran competitivas por sí mismas. Desde hace años, las empresas de desarrollo software españolas tienen un problema estructural: son deficitarias sin el auxilio europeo. Ya desde fines del 2020, desarrollar software en España resultaba mucho más caro que hacerlo en Latinoamérica o Asia.
La llamada era de la «plena migración al cloud», a la que obligó la moratoria de «recomendaciones de obligado cumplimiento para la reducción de la emisión de tecnológica», propició que las empresas cliente, consumidoras de desarrollos software, fueran poco a poco sustituyendo desarrollos específicos para las mismas, elaborados, implantados y mantenidos por empresas nacionales, por aplicaciones a las que se conectan vía Internet y que hoy se ejecutan y mantienen y desarrollan en otros países en los que es mucho más económico desarrollar.
A esto se unió la desaparición total del I+D, considerada a finales del 2015 área no estratégica para el crecimiento de países del sur de Europa como España, que provocó que las empresas de desarrollo Españolas fueran incapaces de pasar desde desarrollar software sólo bajo requisitos especificados por los clientes nacionales a un modelo innovador, a crear aplicaciones de funcionalidad nueva, puntera y competitiva a nivel global y no sólo nacional, ofertando así I+D y funcionalidad en vez de sólo horas, cada vez más económicas, de desarrollo.
Hoy son empresas de países como EEUU o Alemania las que monopolizan las ventas a España de aplicaciones software, que las empresas españolas usan vía internet, sin realizar ninguna implantación local y, por tanto, sin necesitar de las empresas nacionales. A su vez estos países, EEUU o Alemania principalmente, con fuertes inversiones en I+D desde el siglo pasado, hoy sólo crean la funcionalidad innovadora, y el software es desarrollado en países de Latinoamérica o Asía, mucho más competitivos en coste que países del sur Europa como España.
Estos países del sur, entre ellos España, por mucho que intentaron reducir costes migrando el desarrollo a pequeñas poblaciones con salarios menores fueron incapaces de competir con otros países, principalmente de Asia y Latinoamérica, que no sólo tienen menores costes, sí no también mayor productividad por desarrollador, ya que a su vez supieron invertir en su momento en calidad software, talento y optimización de procesos.
Los programadores y sus dirigentes patronales y sindicales defienden la continuidad del sector. Aseguran que España, y la propia Europa, carentes de equipos de desarrollo software autóctonos, no deben renunciar a este tipo de profesionales, cuyas empresas, de cerrarse, sería prohibitivo rehabilitar si algún día fuese preciso reabrirlas.
Frente a esta tesis, muchos economistas alegan que no tiene sentido que países como España sostengan actividades en las que nunca serán capaces de competir en costes, abundancia y calidad. Ya hoy España es altamente importadora de software desarrollado fuera. Y lo mismo ocurre en Europa.
Los afectados afirman que si no se atempera este ajuste, el desarrollo de software nacional está condenado al colapso inmediato.

Aprovechando la ligera tranquilidad de agosto, los jueves voy a publicar algunas ciberhistorias que tenía por ahí olvidadas en el fondo del disco duro.
 
 

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Cibercuentos de un jueves de verano (3). La reconversión del sector del desarrollo software”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Javier, acabo de descubrir este post. Al empezar a leerlo me he llevado un susto de muerte, hasta que me he dado cuenta que era ¿¿¿FICCIÓN???.
    Lo malo es que al final, una vez terminado de leerlo, me he cogido una depre de caballo, pues me parece que el argumento es de esos de ciencia-ficción cercana que luego se hacen realidad.
    Sólo espero que lo que tan inteligentemente denuncias no acaba por convertirse en realidad.
    ¡¡Que envidia da la política de apoyo a la industria del Software que hacen en otros países!!
    Por ejemplo, Argentina desde 2004 (antes de la llegada de sus dirigentes actuales) con su Decreto 1594/2004 de PROMOCIÓN DE LA INDUSTRIA DEL SOFTWARE (si, como lo oyes, nada de TIC, ni de Sociedad de la Información, ni Telemática, ni demás ninguneos… INDUSTRIA DEL SOFTWARE) y el fondo fiduciario FONSOFT asociado a dicha ley (http://www.agencia.gov.ar/spip.php?article46) parecido a nuestros tristes «Planes Retrocede», pero para ayudar al sector nacional…; o con su Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos de la Argentina (http://www.cessi.org.ar/opssi/).
    Esas medidas SI que han impulsado y de forma muy importante el SECTOR INDUSTRIAL DEL SOFTWARE en Argentina, algo que en España no se ha hecho o, al menos, no de forma tan decidida.
    Lo dicho, espero que tu ficción sea una de tantas profecías fallidas, porque si no….

  3. Hola Javier,
    Disculpa el susto. Y espero que esto nunca se convierta en susto, porque, como bien comentas desde luego no llevamos el mejor camino para ello.
    Desconocía los datos que pusiste. Efectivamente, estamos muy alejados de tener una iniciativa igual.
    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *