Los modelos eSCM: dos de los modelos con más futuro en el campo de la externalización IT

Durante los meses de postdoctorado que pasé en la Carnegie Mellon una mis actividades fue conocer, de mano de sus creadores, uno de los modelos con más futuro en el campo de la externalización: los modelos eSCM.
Los modelos eSCM (eSourcing Capability Model) definen un conjunto de buenas prácticas para la gestión de la externalización. Y hablo de los modelos eSCM, en plural, porque realmente hay dos: eSCM–CL (para las organizaciones con el rol de cliente en una la externalización) y eSCM-SP (para proveedores durante la externalización). Y, precisamente, que exista un modelo específico para el cliente, y otro para el proveedor, es uno de los puntos fuertes de los modelos eSCM, y que los diferencia de otros que podrían ocupar un rol similar, como CMMI-Acq. Además, los eSCM, de manera similar a un CMMI o una ISO 15504, definen 5 niveles de capacidad en los que pueden estar los proveedores o los clientes.
Otra de las ventajas que aportan los modelos eSCM frente a similares (como, por ejemplo, CMMI-Acq), es que no sólo cubren desarrollo software. De hecho, los modelos eSCM fueron ideados para tener un alcance mucho mayor. Los modelos eSCM están pensados para trabajar con cualquier tipo de servicio externalizado que utilice las Tecnologías de la Información como componente clave para la entrega del servicio (lo que muchos llaman eSourcing). Además, los modelos eSCM cubren todo el ciclo de vida del “eSourcing”, desde el inicio a la finalización de la externalización (lo que incluye el cierre y el cambio a un proveedor diferente). Y es por ello que los modelos eSCM se están aplicando a la externalización de “call centers”, aplicaciones completas, desarrollo, telecomunicaciones, centros de datos, etc., en definitiva la externalización de cualquier servicio en el que la tecnología tenga un papel clave.
En lo que refiere a las prácticas, por ejemplo, el eSCM–CL (para las organizaciones clientes) trata, entre otras, buenas prácticas relativas a la gestión de la estrategia de externalización, gestión de las relaciones, gestión del conocimiento, análisis de oportunidades de externalización, evaluación del proveedor del servicio, acuerdos de externalización, transferencia de servicio o finalización de la externalización.
Sirva este post como resumen de los modelos eSCM, para los que se augura un importante papel en el campo de la externalización.  Y para los que en España ya hay empresas y spin-offs trabajando en su implantación.
Cualquier tema al respecto, lo tratamos en los comentarios del post, o por twitter (@jgarzas)

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Los modelos eSCM: dos de los modelos con más futuro en el campo de la externalización IT”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola.
    No se si se saldrá un poco del objetivo del post, pero al leerlo me ha surgido la duda de como se relacionan este tipo de modelos con metodologías como ITIL, que se usa mucho en externalización de servicios de IT, generalmente en la parte de sistemas pero también en soporte y mantenimiento de SW.
    Gracias y un saludo.

  3. Hola,
    Por lo poco que conozco este modelo es mucho más amplio, so solo cubre un modelo de calidad del servicio it.
    Tampoco lo veo competencia con el cmmi acq
    Saludos

  4. Hola,
    generalizando, puede decirse que eSCM como ITIL se complementan en muchas de sus prácticas, y se suplementan en muchas otras.
    La diferencia se encuentra en que mientras eSCM se encarga más de toda la gestión de la externalización (desde que se está pensando en establecer hasta que termina), mientras que ITIL se orienta más a la gestión del servicio que está siendo externalizado.
    Ambos tienen prácticas en común, pero eSCM se centra más en gestionar la relación con el cliente o proveedor (depende del caso), e ITIL en gestionar correctamente el servicio, ya sea externalizado o no.
    Un saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *