Porqué en España aún no tenemos un Silicon Valley (aunque sí muchos parques tecnológicos) (1 de 2)

De vez en cuando, aunque cada vez menos, se puede leer en prensa noticias sobre iniciativas que pretenden crear “el Silicon Valley (aquel lugar en EEUU donde está el mayor número de mejores empresas tecnológicas del mundo) español” en tal región o ciudad x. Más aún en estos últimos años de crisis. Noticias normalmente acompañadas de idílicas frases como “cambio de modelo productivo”, “tecnología por ladrillo”, “I+D” o “creer en las startup”, etc. Iniciativas que normalmente antes iban acompañadas de alguna subvención, cuando aún las había, y que con el tiempo su resultado ha quedado siempre muy alejado de las expectativas.
Esta serie de posts reflexionan sobre algunas de las claves que realmente se necesitarían para tener de verdad un “Silicon Valley”, y para creer en un proyecto de este tipo. Y sobre lo alejadas que, desgraciadamente, se encuentran nuestras actuales y pasadas iniciativas.
Y es que un Silicon Valley no se construye, se unen ciertos condicionantes para que él sólo pueda crecer…
1 – Personas. Para crear verdaderamente un centro tecnológico se necesitan principalmente dos tipos de personas: ricos (o inversores) y empollones tecnológicos (frikis, geeks, nerds, fanáticos de la tecnología o como cada uno quiera llamarlos). Si no hay cantidad y calidad ni de lo uno ni de lo otro difícilmente se crea un centro tecnológico puntero, que funcione sin subvenciones y que sea rentable.
2 – Políticos. Los inversores en startups (empresas de reciente creación) tecnológicas son un tipo especial de “gente rica”. Son gente que suele tener experiencia en negocios tecnológicos. Eso les permite encontrar las mejores startups, proporcionarles asesoramiento y contactos, además de dinero. Además a este tipo de inversor suele tener conocimiento y afición personal por la tecnología. Y todo esto es justamente lo contrario a un político. Por lo que montar un centro tecnológico en el que la figura clave es un político no funciona.
3 – Edificios. Un Silicon Valley lo crean las personas no los edificios. Y casi siempre se intenta crear un Silicon Valley creando un parque tecnológico. Alquileres baratos, oficinas compartidas, etc. ¡Como si la clave estuviese en el espacio físico! Las startups se crean en una cafetería (Kybele Consulting que se creó en un VIPS), en un bar tomando unas cañas, en un garaje, en un viaje en coche, etc. Lo importante no son los edificios, lo importante es crear un clima que genere ideas y empresas.
4 – Universidades. A los técnicos les gusta vivir donde viven otros técnicos. A la gente lista le gusta vivir con gente lista. Generalmente junto a las más grandes y potentes Universidades. Para tener un Silicon Valley no hace falta sólo tener Universidades… hace falta tener las mejores Universidades del mundo. Eso atrae miles de brillantes tecnólogos. En este sentido los rankings no nos favorecen nada. Crear una universidad fuerte es difícil, pero no imposible si se contrata a la gente más brillante, y así estos atraen a gente similar.
5 – Atractivo. Pero solo con una Universidad potente no se crea un Silicon Valley. Una Universidad fuerte en un lugar equivocado… y probablemente todo esto no funcionará (en el mundo hay muchos ejemplos sobre esta casuística). La Universidad tiene que estar en un sitio donde a la gente le guste vivir, donde los ricos quieran vivir y los tecnólogos quieran quedarse después de sus estudios. Es complicado definir que tiene que características tiene que tener un lugar para que a este tipo de gente le guste quedarse a vivir. Son sitios… con personalidad. Sospecho que en este punto España tiene potencial, y que ciudades como Madrid podrían cumplir con este requisito.
Porqué en España aún no tenemos un Silicon Valley (PARTE 2 de este post)
Notas y referencias:
– Muchas de las ideas que trata este post son una adaptación al caso español del famoso artículo de Paul Grahan “How to be a Silicon Valley”

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

0 comentarios en “Porqué en España aún no tenemos un Silicon Valley (aunque sí muchos parques tecnológicos) (1 de 2)”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Buen articulo. Pero resumiendo…
    Siempre he opinado que el problema es sencillo. Nadie se ha hecho rico, muy rico y famoso con la tecnologia en España. Asi me atreveria a decir que nuestros lideres aqui en este triste país son Botín, Pau Gasol, el Pocero, el Dioni y la princesa del pueblo. Cual de ellos tecnologicamente será mas avanzado? Juzguen ustedes.
    A mi me puede

  3. Sí, efectivamente NUNCA tendremos un Silicon Valley en nuestro país (bueno, ni en Italia, ni en Francia, ni…) y a los motivos que expone muy bien el artículo añadiría:
    + NO hay emprendedores. Si el 90% d ellos estudiantes de este querido país quieren ser funcionarios o, en su defecto, trabajadores por cuenta ajena, si esa es su aspiración… apaga y vámonos
    + No hay empresarios. En este país, los que crean empresas suelen ser «Mercaderes» del pelotazo, buscando el pelotazo rápido al mínimo esfuerzo y basando todo su éxito en sus contactos político/económicos (mal, a los hechos me remito, vamos).
    En fin, menudo caldo de cultivo…

  4. Javier,
    Como siempre de acuerdo contigo en casi todo.
    Aunque los edificios no son importantes en sí mismos, tener un espacio físico en el cual albergar nuevas empresas, que sea atractivo, sí lo es.
    En Boecillo (Valladolid), hay un parque tecnológico muy bien montado, pero, ¡¡qué buena idea habría sido poner allí mismo la escuela de Informática/Teleco en lugar de a 15km!! ¿verdad? De modo que el flujo entre estudiantes/empresas fuera más constante, y lo que es más importante, que a los estudiantes les entrase por los ojos.
    Como alguien decía, faltan referentes.
    ¿Es la culpa sólo de la falta de impulso emprendedor? Creo que no. Se puede motivar a los estudiantes desde primero de carrera, pero difícil hacerlo porque precísamente los profesores no suelen ser muy emprendedores ni aceptar riesgos.
    Ahora bien, la «culpa» está en todos lados: está también en que mientras que cualquier empresa USA compra software (caso de start-ups de software) a una empresa pequeña sin poner pegas si les gusta el producto en España:
    a) Si se puede no pagar no se paga (apostar por el software libre lo llaman algunos)
    b) En USA prefieren comprar a empresas del país… en España también (de USA, quiero decir)
    c) Cualquier pelagatos en una empresa grande te mira por encima del hombro cuando le vas a vender un sw porque «no eres grande» mientras que ese mismo departamento ha comprado ya a la start-up XX de USA (si es de SF mejor). Encuentras apoyos, pero los menos
    Pero, si todos los que protestan de lo difícil que es montar una empresa (que si papeleos, etc, que no son para nada el problema) se lanzasen y se dejasen de rollos, otro gallo cantaría.
    Estupendo artículo Javier… ahora hay que buscar 10 formas de lograr que esto pueda arreglarse.

  5. Pingback: Imprescincibles AB 01 | AB Internet

  6. @pablo:
    Puntualizar que existen otras maneras de ganar dinero con el softwar, que es con servicios, mantenimientos, etc. El software libre también es un negocio. Lo de pagar queda un poco antiguo, aunque respeto que sigue siendo valido.

  7. @santiago «lo de pagar queda un poco antiguo» es una frase que me pone los pelos de punta. USA fabrica PRODUCTOS, en Spain no hay industria de software. Así nos va.
    Podemos hablar de este tema durante horas. Los servicios están bien… cuando hay industria para dar servicios. Linux es un producto (hecho por IBM y HP), lo mismo salesforce, google, twitter, facebook, dropbox, eclipse… incluso github es un producto…
    Hacer proyectos a medida es un servicio, dar consultoría es un servicio, dar formación es un servicio, reparar una lavadora es un servicio, instalar un sw open source es un servicio.
    Desarrollar openbravo es trabajar en un producto, por mucho open que sea, por mucho que se venda como subscripción.
    Productos! Por favor! 🙂

  8. Leyendo la última frase del punto 4 («Crear una universidad fuerte es difícil, pero no imposible si se contrata a la gente más brillante, y así estos atraen a gente similar.») me ha venido a la cabeza una situación por la que estamos pasando actualmente en las universidades españolas: despido de un gran número de profesores de los cuales seguro que muchos son brillantes (http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/07/11/madrid/1342037115_763641.html).
    Esta claro que si en el 2011 estaba díficil que surgiese un «Silicon Valley Español», parece que en el 2012 la cosa se complica. En fin, sigamos intentando progresar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *