"Escribir libros o artículos no sirve en la empresa"

Desanimar constantemente a aquellos que trabajan en la empresa y pretenden, y les gusta, escribir y publicar en revistas, libros o incluso blogs, es algo que aún caracterizan a la industria de la España profunda del desarrollo software. Por desgracia, muchas cosas similares se escuchaban muy frecuentemente en mis primeros años trabajando en consultoría, donde aún más que ahora todo aquello que no fuese tirar líneas de código sin control hasta las tantas era… teórico. Y de ahí que a quienes decían estas cosas les daba igual lo que hubieses estudiado, leído, escrito, pensado, etc., todo eso eran teorías, “tu pica código”. Eso sí, lo que no hay duda que no era teórico eran luego las explosiones en producción, los retrasos de años, perder los fuentes, la gente huyendo de ciertas empresas, etc.
Como hay quien dice que si estás en una empresa tienes que olvidarte de escribir, “que eso es de teóricos y no ta va a ayudar en tu carrera profesional”, pensé que, si eso es así, seguramente los mejores libros de ingeniería y gestión de proyectos software no habrían sido escritos por gente de empresa. Aunque para corroborarlo quise revisar la lista de buenos libros escritos en ingeniería software, en la que, con “total seguridad”, encontraría que los autores serían unos teóricos con nula relación con la empresa. Y revisando sus currículums…
– Steve McConnell, que escribió Rapid Development, uno de los libros más vendidos en ingeniería software, lleva en la empresa desde el 84, y tiene una consultora que se llama Construx Software. No parece ajeno a la empresa. Será una excepción, seguro.
– Erich Gamma, escribió Design Patterns, trabaja en IBM, fue uno de los desarrolladores de JUnit y de Eclipse. Este, aunque escribiera uno de los libros más importantes de diseño software, tampoco parece teórico. También puede ser una excepción.
– Bertrand Meyer, Object-Oriented Software Construction, sí, en este caso sí, trabaja como profesor en un instituto tecnológico, y no en una empresa, lo que no quiere decir que sea “teórico” pero que seguro puede generar dudas.
– Brooks, The Mythical Man-Month, uno de los libros más importantes de gestión de proyectos… vaya, también es de empresa, dirigió nada menos que el desarrollo del sistema operativo OS/360 de IBM. Bueno, aun quedan autores, esto aun no ha terminado.
– Martin Fowler, que tienen numerosos libros importantes, trabaja en una empresa de consultoría llamada ThoughtWorks. Un consultor que ha escrito muchos libros.
– Kent Beck, Extreme Programming Explained entre otros, trabaja en Three Rivers Institute, desde donde da servicios de consultoría.
– Alistair Cockburn, tiene 3 libros premiados en los Jolt y se dedica a la consultoría.
– Berczuk y Brad Appleton, entre otros Software Configuration Management Patterns. A ver qué tal: Brad Appleton es ingeniero software en Motorola, vaya este también es de empresa, y Berczuk se dedica a la consultoría.
– Doug Rosenberg, Use Case Driven Object Modeling with UML, trabaja en una empresa de consultoría que se llama ICONIX.
Aquella frase de “no escribáis que eso es de teóricos” la escuché hace años a varios directores y responsables en empresas de desarrollo software. Y lo peor es que hace poco alguien me contaba que también se lo habían dicho. E incluso… también he escuchado esta frase a jóvenes ingenieros software que acaban de empezar a trabajar y piensan que escribir no les ayudará en su evolución profesional, que eso es cosa de Universidades.
Que se escriban muchas cosas teóricas, no implica que escribir sea de teóricos o que todo lo que se escribe con teorías. Es más, la mayoría de los “gurús” de la ingeniería del software que trabajan en la empresa se caracterizan por una alta cantidad y calidad de artículos, libros publicados y más recientemente post en blogs. Escribir les ha dado fama, les ha permitido ser identificados como “gurús”, popularizar sus ideas y experiencia, y promocionar sus empresas.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Latest posts by jgarzas (see all)

0 comentarios en “"Escribir libros o artículos no sirve en la empresa"”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. La verdad es que a estas alturas cuesta creer, a bote pronto, que haya gente que todavía considera a alguien que escribe en un blog, o que tenga ideas particulares sobre cómo hacer las cosas, como un bicho raro. Sin embargo por desgracia así es en muchos casos.
    Yo no he leído libros de todos los autores que se mencionan en el post, pero puedo asegurar que de aquellos que he leído libros no me han dado la impresión de ser autores teóricos. Todo lo contrario: Brooks, Martin Fowler, Erich Gamma… no son precisamente autores teóricos. Escriben desde la experiencia y sobre cuestiones que en el día a día del desarrollador de software aparecen con mucha frecuencia.
    Es difícil tratar de explicar por qué todavía a estas alturas hay gente que ve mal que los profesionales publiquen contenidos propios pero hay algunas actitudes que me dan algunas pistas. Por ejemplo la tendencia que ha habido en el desarrollo del software a buscar la comoditización en la contratación de personal TIC. Cuando se entra en el camino de la comoditización se tiende a buscar perfiles cortados de un determinado patrón, y todo lo que sea buscar la diferenciación personal y trabajar la marca propia (y escribir libros o artículos va de esto) se percibe en ocasiones como una amenaza al «Statu Quo» imperante en muchas organizaciones en materia de gestión y contratación de personal.

  3. Pues vaya plan!!! Si el nexo de unión entre Universidad y empresa, entre teoría y práctica, ya es casi inexistente en la actualidad (especialmente en nuestro querido país), qué pasaría si no se escribiera desde la empresa, desde la práctica?.
    En mi opinión´, deberíamos aniamr a escribir con una variante del título de una famosa película: «escribid, escribid, benditos»…

  4. Antonio Manuel Martínez Heredia

    En nuestro país, con la mentalidad subyacente que se inculca a «casi» todos los niveles, hace difícil que las personas con inquietudes las desarrollen. Es indudable que escribir ayuda a formalizar y organizar las ideas que surgen, aunque cuando lo más valorable en nuestra industria no es la productividad sino el «que se nos vea entrar el primero y salir el último» sin que importe lo que se haga, sólo los valientes emprenden la ardua tarea de ir contracorriente.
    Por lo anterior, ánimo a todos los que no se dejan bañar ni seducir por los comentarios que no llevan a ninguna parte.

  5. Pingback: 5 propósitos no técnicos que te van a ayudar mucho en 2013 - Javier Garzás, sobre calidad software y otros temas relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *