Diseño obviamente correcto o con deficiencias no obvias

Hay dos formas de realizar el diseño de una aplicación: La primera es el hacerlo tan sencillo que sea obvio para todos que no tiene deficiencias y la segunda es el hacerlo tan complicado que no queden deficiencias obvias

En relación a la entrada anterior, de Tony Hoare, en 1980, en su discurso por haber recibido el Premio Turing de la ACM.

jgarzas

Ph.D. en informática, Postdoctorado en la Carnegie Mellon (EE.UU) e Ingeniero en Informática.

Primera vez que me tocó hacer una gestión Ágil en una empresa... año 2001. Desde entonces he trabajado en, o para, más de 90. Y he formado a más de 2000 alumnos.

También soy profe de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *