search
top

Agilidad explicada con refranes

11:05, descanso en un workshop de agilidad. Se acerca a mí nuestro Mr. Nobody protagonista de hoy, hombre de sesenta y pocos años, y me dice, “esto de la agilidad está en el refranero, hay un montón de refranes que tratan estos conceptos desde hace un montón de años”. ¿Refranes? No sé en tu pueblo… el mío es muy de refranes. ¿Cuales?, le digo… “¿Sacamos una lista de refranes <<ágiles>>>?” sabiduría popular que ya hablaba de lo que hoy mencionamos como ágil o lean. Vamos a ello… Y que sepas que este post me ha traído un montón de recuerdos, de mi infancia y de mis abuelos.

No por mucho madrugar amanece más temprano

El peligro de las horas, no por ponerte antes vas a terminar necesariamente antes, aquello de horas en la oficina vs ideas y conocimiento aportado. Hace  falta mucho más, motivación, objetivo, ganas. Aquello de horas, frente a trabajo completado y valor aportado.

El que mucho abarca poco aprieta

Ya sabes no por tener muchas tareas abiertas vas a terminar antes, clásico y común error. Buenas prácticas como el Swarming o el mismo WIP de Kanban hablan de esto, de centrarse en cerrar tareas en vez de tener muchas cosas abiertas y perder mucho tiempo por los cambios de contexto. Y sabes, “tener muchas tareas abiertas a la vez merma la productividad”.

Al ruin y al pobre todo le cuesta el doble

Deuda técnica, por ahorrar en tareas de calidad, mejorar del producto, testing, etc., pasado un tiempo todo nos lleva mucho más tiempo. El refrán seria extrapolable a muchas mas cosas, como intentar sacar proyectos complejos con equipos económicos pero poco preparados, etc. Y aquí también aplicarían otros refranes populares como lo de “al perro flaco, todo son pulgas” (al software mal hecho de todo lo pasa), “a cada cerdo le llega su San Martín” y “vísteme despacio que tengo prisa”.

Del dicho al hecho va mucho trecho

Ojo con la predictibilidad, con aquello de pensar qué se quiere, documentar qué se supone que se debe hacer… y luego llevarlo a la práctica. Una cosa es lo previsto, mucho más lo sobre documentado, y otra la realidad, lo cual nos lleva a que la mejor estrategia es…

Rectificar es de sabios

Adaptabilidad frente a predictibilidad, prueba, equivocate pronto y de manera controlada y ajusta. Tantas buenas prácticas cuentan esto, Lean Startup, Scrum, XP, etc. Ah y aquí también aplica el de “poco a poco se llega antes”.

Cada maestrillo tiene su librillo

No existen metodologías, prácticas universales, sólo buenas prácticas que finalmente tú tienes que probar y adaptar a tu contexto. De ahí lo de repetir tanto que las metodologías ágiles no existen, que tienes que probar y probar, en base a buenas prácticas, para encontrar la mejor solución a tus particulares problemas. Más relacionados… “Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo”

Más vale maña que fuerza

Ya sabes, por eso añadir gente a un proyecto retrasado, por lo general, lo retrasa más (“Añadir gente a un proyecto software con retraso hace que se retrase más”, algunos detalles y revisiones). Poner horas, personas, etc., en vez de refactorizar, eso que siempre te cuento como tomar la pastilla roja de la realidad o seguir en ilusiones, en el mundo de la pastilla azul.

.

.

¿Algún refrán que se me haya pasado?

4 Respuestas to “Agilidad explicada con refranes”

  1. Gustavo dice:

    Perdón por el atrevimiento pero la frase en realidad es “El que mucho abarca poco aprieta” igual muy buen artículo. Saludos

  2. Fausto dice:

    Creo que quisiste decir “El que mucho abarca poco aprieta” 😉

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top