search
top

El difícil arte de ser Scrum Master

De siempre he dicho que el rol de Product Owner es de los más difíciles de lograr (rol que es igual de importante que el resto, yo aquí hablo de “lo difícil” de lograr). Pero no sé, hoy pienso, después de ver muchas cosas últimamente, que es igual de difícil que el Scrum Master. Entiende que cuando digo difícil de lograr, me refiero a que el rol ejerza como tal, no que alguien sea poseedor del cargo en sus tarjetas de visita. Y ahí está la clave, que el rol haga lo que se espera de él.

No te voy a escribir una “check list” con lo que se espera, o espero (que en todo siempre hay algo de subjetividad), de un Scrum Master, entre otras porque se me iría el post, y porque ya te hice un resumen a modo de infografía, una infografía (en español) sobre el rol del Scrum Master (2014), o también puedes, de mucho bueno que hay escrito, leer esto, o en Scrum Master: recopilación de datos y consideraciones importantes, que tengo pendiente actualizar y revisar (como hice hace poco con la nueva infografía del rol del Product Owner)

De nuevo, en mi experiencia, muchos de los problemas derivados del rol de Scrum Master, como, por ejemplo, aquello que hablamos del Scrum master… ¿a tiempo completo? o el clásico de que el Scrum Master es también el Product Owner, vienen de no tener claro qué es un Scrum Master. De no haber interiorizado su necesidad y quedarse en la moda o no saber el por qué.

Más profundo es el tema aún si añades no contar con personas preparadas para serlo o contar con personas que no quiere prepararse para ello, quizá, de nuevo, porque no tienen claro qué se espera de un Scrum Master.

Entiendo que por razones como las anteriores, si no se me escapa algo más, que en algunos sitios se ha llegado a entender que el Scrum Master es un “rol menor”… ¿Cómo? ¡Si es un rol crítico! Con lo que mola.

En estos meses que van de año, de, al menos, 3 organizaciones, he escuchado cosas como…

– “Soy Scrum Master, pero la mejor manera que se me ocurre de ayudar al equipo es ponerme a programar como uno más”

– “Aquí parece que el Scrum Master fuera un mindundi”

– “Un rol sin gente a su cargo no debe ser un rol importante”

– “¿Pero hay temas como para prepararse para ser Scrum Master?”

Pues yo no recuerdo haber visto una organización potente en agilidad sin Scrum Master potentes.

Aunque tampoco debiera, por desgracia sorprendernos, porque este tipo de malas interpretaciones, con otros roles, desde siempre… ha pasado. Salvando las diferencias entre un rol y otro… qué no podrían decir sobre este debate, por ejemplo, los Tester.

 

2 Respuestas to “El difícil arte de ser Scrum Master”

  1. Luis CROCE dice:

    Que tal Javier! Un post acertado. En relación a lo que explicás creo que hay una causa raíz que lo explica todo: la falta de rigor de las empresas / equipos en la implementación de las prácticas o metodologías bajo el paraguas de lo Agile. Es como un « todo vale» para desarrollar «rapidito». Está de moda. Y ya me estoy imaginando el discurso dentro de unos años, «hemos probado con eso del Agile y es más de lo mismo». Ojalá que no pero la falta de rigor desgastará lo Agile.

  2. Arturo dice:

    scrum master tiene un poco de antiheroe

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top