search
top

Aplicate el Shuhari

Mira que tendrá años el concepto de Shuhari o, mejor entendido, del Shu-Ha-Ri, pero, como todo, lo retro… está de nuevo de moda. El Shu-Ha-Ri habla de tres etapas del aprendizaje:

– Shu, vendría a ser la primera, que requiere de seguir las reglas.

– Ha, sería la que continúa a la anterior, y que vendría a hablar de que, una vez has seguido las reglas… empezarás a romperlas.

– Ri, sería la etapa de innovar.

El concepto de Shu-Ha-Ri viene de Japón, de las artes marciales, popularmente, parece que el origen está en el aikido, aunque hay quien que lo data como más antiguo.

Con otros nombres, la idea del Shu-Ha-Ri la puedes encontrar en un montón de escuelas sobre el aprendizaje, por ejemplo, en la época medieval, los gremios de artesanos usaban algo similar (no igual, pero parecido), estableciendo los rangos de aprendiz, oficial y maestro. El libro de Management 3.0 cuenta varios modelos similares al Shu-Ha-Ri, además del medieval, como, a modo de curiosidad, es el Dreyfus, que habla de una idea similar, pero en 5 etapas en vez de 3. Y, por si quieres más sitios donde leer de ello (aplicado a lo nuestro), en el Agile Software Development hay una buena exposición sobre ello. También en las artes marciales chinas hay un concepto similar: di-ren-tian.

Shu, sigue las buenas prácticas

Yendo a lo nuestro, por ejemplo, Shu es seguir las reglas de Scrum sin mucha modificación. Digo lo de “sin mucha” porque de por sí el uso de Scrum requiere adaptación (recuerda aquello de las metodologías ágiles no existen).

Sé que está muy visto, lo sé, ya, pero qué quieres que te diga, estoy obligado a poner este ejemplo de Shu: Karate Kid, Wax On, Wax Off, popularmente conocido en España como “dar cera, pulir cera”, traducción que, como ha pasado tantas veces, parece ser errónea

Y estas ideas no sólo aplican al uso de un framework ágil, aplican a cualquier cosa en la que empieces a aprender. Desde dar charlas, a ser Scrum Master, Testing o cocinar.

xp presentacion 2001

Shu, ejemplo de las diapositivas de mi primer proyecto ágil (2001), si quieres ver entero aquel ppt tan cutre te puedes deleitar aquí: La ppt, la presentación, de mi primer proyecto Agil (ojo, del 2001)

Y por esta razón, si empiezas de nuevas con una cambio a un modelo ágil, es recomendable que tires de las buenas prácticas e intentes comenzar aplicándolas con cierta rigurosidad, para que, llegado el momento, normalmente sin saltarte esta fase (luego te hablo de esto al final de post), llegues al…

Ha, rompe (adapta) las reglas

Adapta la regla a tu organización, equipo, problemática, lo que sea. Cuando has seguido las reglas el tiempo necesario empezarás a ver que tú sólo las vas rompiendo, para adaptarlas a tu realidad.

Transformación digital agil

Ha, ejemplo de una keynote de hace un tiempo, poco

De nuevo, lo normal es pasar un tiempo en el Shu antes de llegar al Ha, siendo el Ha una etapa nada despreciable, un avance de aprendizaje muy significativo, tras el cual, algunos, en lo que sea, cocinar, hacer Crossfit, gestionar “proyectos”, llegan al…

Ri, innova

Pocos llegan a este nivel, pocos, en aikido… y en lo nuestro. En lo nuestro creo que muchos menos. Al Ri, el nivel de innovar, quizá en este punto ni recuerdes los framewoks con los que empezaste.

Ri, innovación, mis últimas presentaciones, cursos, charlas o ponencias (bye ppt)

El Ri es la innovación pura, en crear cosas nuevas en base al conocimiento que te dieron las etapas anteriores.

Terminando, alguna reflexión y alguna experiencia de la calle

Dicho lo anterior, una cosa que me gustaría destacar es que lo normal es seguir las fases del Shu-Ha-Ri (en agilidad, en dibujar, escribir una novela o en hacer paellas). Lo raro, aunque no digo yo que sea imposible, es saltárselas y que la cosa salga bien.

Aunque saltarse las etapas del Shu-Ha-Ri es algo que nos pide el Lado Oscuro, y el mundo está lleno de aquellos pobres que son presa del reverso tenebroso y no saldrán de él jamás.

Así, por poner algún ejemplo, encontrarás por ahi organizaciones que dicen ser Post-Ágiles (se creen Ri), que mola mucho y ahorra tiempo (para qué eso de aprender), sin que nunca fueran ni Shu ni Ha, “ni chicha ni limoná” (más en terminología Royal City que del aikido) y que no son ni Post ni Ágiles. Eso en agilidad y en todo.

Ya sabes, consejo, aplícate el Shu-Ha-Ri.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top