search
top

El porqué de que programar con música hace que seas menos productivo

En los 60, investigadores de la Universidad de Cornell realizaron una serie de experimentos sobre los efectos de programar mientras se escucha música. Dividieron un grupo de estudiantes de informática en dos grupos, en uno aquellos a los que les gustaba estudiar con música de fondo y otro con aquellos a los que no.

Colocaron a cada grupo en una habitación separada. Una habitación en silencio para el grupo al que le gustaba trabajar sin música y una habitación equipada con auriculares para el otro grupo.

A todos los participantes se les entregó un problema de programación en Fortran, para trabajar en él a partir de ciertas especificaciones.

Los participantes en las dos habitaciones realizaron el ejercicio prácticamente con misma velocidad y la precisión.

La parte del cerebro que se requiere para la aritmética y la lógica no se ve influenciada por escuchar música. Pero hay parte del centro que si que escucha la música.

La especificación requería una transformación de números. Por ejemplo, los participantes tuvieron que cambiar cada número dos dígitos a la izquierda y luego dividir por 100 y así sucesivamente, una docena de operaciones en total.

Aunque la especificación no lo decía, el resultado final de todas las operaciones era que cada número de salida era igual a su número de entrada. Algunas personas se dieron cuenta de ello y otras no. La gran mayoría de aquellos que lo descubrieron estaban en la habitación en silencio.

Muchas de las tareas diarias realizadas por los profesionales requieren del lado izquierdo del cerebro, y la música no interfiere ahí, ya que es el lado derecho del cerebro el que procesa la música.

Pero los trabajos intelectuales, de concentración, etc., como la programación o similares, no solo necesitan del lado izquierdo del cerebro, aquella parte encargada de la lógica, también requieren del ingenio y las sensaciones, que se procesan en el lado derecho.

Esos descubrimientos ocasionales, esos “¡ahora caigo!”, “se me acabe de ocurrir”, etc.,  que pueden ahorrar meses o años de trabajo, la creatividad, implica al hemisferio cerebral derecho. Pero si el lado derecho del cerebro está escuchando a todo volumen “La Mataré” de Loquillo, “Baba O’riley” de los Who o “Thunderstruck” de AC/DC, por poner sólo algunos casuales ejemplos, se pierde la oportunidad del salto creativo.

El efecto de la reducción de la creatividad es acumulativo, y organización la entera es menos efectiva.

Este, tan curiosamente desconocido efecto, está muy en la línea de aquello de que interrumpir a quien programa, o al que realiza cualquier actividad intelectual, hace que su productividad caiga (mas de lo que imaginas). Y quienes lo “popularizaron” fueron DeMarco y Lister, en su Peopleware, un libro de hace 20 años, IMPRESCINDIBLE de leer para todo aquel que se dedique a esta profesión y, por supuesto, todo aquel que dirija un equipo software.

Latest posts by Javier Garzás (see all)

11 Respuestas to “El porqué de que programar con música hace que seas menos productivo”

  1. unoquepasa dice:

    Lo he visto ya varias veces en el blog. Realmente el título debería ser “Por qué programar…. “.

  2. Luis Ascorbe dice:

    Pues yo me pongo una sesión de Tomorrowland y aumento mi productividad x4.

    Supongo que dependerá de cada persona. La gente debe conocerse a sí misma, si no te concentras, con música no te la pongas. Creo que la clave esta en concentrarte en lo que estás haciendo. Desde luego, si te pones a cantar o tararear a Marea, no estarás concentrado en programar.

    En resumen, a mi la música de fondo me ayuda a volcarme en lo que hago, y el tipo de música que escucho me ayuda mucho más a hacerlo con ganas. Si me prohibiesen los auriculares en mi empresa, no tardo más de 1 segundo en entregar mi dimisión, la libertad es clave.

  3. Ignacio dice:

    A ver si ahora van a prohibir escuchar música en las empresas…. lo que faltaba.

    Yo suelo escuchar música de vez en cuando al programar. Soy consciente de que mi concentración no es la misma, pero bueno, a veces, mientras trabajo, se me tensa el lado derecho del cerebro y necesito relajarlo un poco.

  4. AnonymousCoward dice:

    Estoy 100% de acuerdo y lo hago cuando tengo guardia pero el resto del dia escucho musica (ambiental y sin letra) porque en mi oficina ya tengo bastante ruido (interrupciones,gritos,telefono que no se descuelga,whatsapp tone).

  5. Dagan dice:

    Interesante estudio, aunque hecho en falta una “pata”. Se habla de dos entornos antagónicos (silencio vs escuchar música). La comparación definitiva sería entre escuchar música vs entorno “ruidoso”. O lo que es lo mismo, lo que solemos tener en nuestras oficinas, que no es un silencio sepulcral.

  6. Jorge Driesner dice:

    Efectivamente, cuando hago tareas de programación más mecánicas puedo estar con la música, si necesito concentrarme dejo los cascos para aislarme del ruido, pero quito la música.

    No conocía que existia un efecto biológico en esa sensación que tenía, con lo que te agradezco el compartirlo.

    Un saludo!

  7. Jimmy Sáenz dice:

    Totalmente de acuerdo. Lo que considero que sucede con los que aumentan su productividad con música tendría que ver con la relajación ya que la música normalmente la produce. Claro, esto es una suposición superficial.

    Por mi parte, como mencionaron en comentarios, si son tareas repetitivas o que ya conozco como resolver, venga la música, si requiere que exprima mi cerebro, afuera audífonos.

  8. Jose Arcos dice:

    Interesante artículo, yo he probado las dos opciones, y tengo días, desde luego la música que conozco, con letra y sobre todo en español es la que más me perjudica a la hora de concentrarme, una música relajante o sinfónica me ayuda a concentrarme los días que sí estoy por la labor, los días que estoy pensando en mil cosas prefiero el silencio absoluto. Pero lo que sí me rompe el esquema son los anuncios de spotify, xD

  9. Ignacio dice:

    Ultimamente he estado probando el uso del ruido blanco para concentrarme cuando en mi oficina hay demasiado ruido ambiente (gente hablando alrededor, pisadas de tacones, etc.).

    A veces me resulta util, otras me cansa y prefiero la musica o directamente aceptar cierto grado de desconcentracion con el ruido ambiente. Pero he de decir que era más esceptico respecto al resultado, y es verdad que al rato de estar con ello en los cascos dejas de ser consciente del ruido.

    Al parecer existen estudios que demuestran que el ruido blanco puede equivaler al silencio en cuento a rendimiento y concentración se refiere:
    http://www.brainmusic.org/EducationalActivitiesFolder/Carlson_monkeys1997.pdf

    Aqui doce horas de ruido blanco:
    http://www.youtube.com/watch?v=1KaOrSuWZeM

    Saludos!

  10. Carlos C dice:

    Yo creo que hay que usar el sentido común. Todo el mundo sabe cuándo algo está interrumpiendo tu circuito de pensamiento. Cuando estoy pensando en un problema el ruido y la música me entorpecen. Cuando ya sé cómo lo voy a resolver y sólo tengo que picar código la música me ayuda a centrarme.

    Así que ni blanco ni negro. Es mi opinión.

  11. Emilio dice:

    Parece bastante probable lo que explicas, pero creo que se pueden hacer distinciones respecto a la música que escuchas que no contemplas. No todas las músicas provocan el mismo efecto en tu cerebro. Por ejemplo, no es lo mismo escuchar Metallica que Harold Budd.

    https://www.youtube.com/watch?v=g67JMngtqO4

    Yo esta distinción hace unos años que la hago y te diría que en mi caso, un disco de instrumental contemporánea tipo el que te comento mejora mi concentración, ya que me aisla del entorno pero no me exige una escucha activa. Es música concebida en parte para no ser escuchada (incidental).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top